En el mundo globalizado, es casi imposible tener un trabajo que no tenga algún tipo de comunicación con personas o empresas de otros países. A veces son clientes, distribuidores, productores o compañeros de trabajo, y como bien sabemos el inglés es la herramienta de comunicación por excelencia en estos días. Pero más allá de poder responder a esa llamada o a ese email que tenemos en la bandeja de entrada, ¿de qué me sirve hablar inglés en el trabajo? Si necesito hacer algo rápido, puedo recurrir a un traductor y ya, ¿no?

Pues sí, podría ser una alternativa que nos sacaría rápidamente de un problema, pero no nos permitirá nunca decir realmente lo que queremos comunicar y de la manera en la que queremos que nuestro mensaje sea transmitido. Estudiar otro idioma nos permite acceder a las estructuras lingüísticas de otro sistema de comunicación, pero también nos permite abrir nuestra mente a otras maneras de comunicarnos. Podemos empezar a usar frases más coloquiales, que nos hagan sonar menos acartonados; asimismo, podemos empezar a ser sensibles ante lo que dicen los demás mas allá de las palabras plasmadas.

Aprender otro idioma nos abre una puerta a un universo con personajes, costumbres, lugares y peculiaridades diferentes a las de nuestro propio entorno. Pasamos de comunicarnos como bots, usando sólo las palabras esenciales y frases choteadas a poder comunicarnos cómo queremos hacerlo, de manera formal o relajada o amable pero directa. ¿Quién no querría trabajar con alguien que puede usar expresiones coloquiales y no suena como libro empolvado de preparatoria?

Además, no podemos negar que las oportunidades de trabajo que encontramos casi siempre tienen este requerimiento y son, por lo general, mejor remuneradas económicamente. Y no solo es por tener un papelito diciendo que hablo inglés, el poder hacerlo me hace poder resolver problemas de tipo laboral desde otra óptica, mediando entre dos formas de ver la vida, olvidando ideas preconcebidas, y entendiendo diferencias culturales. La gente que habla otro idioma no se convierte en un traductor automático, se convierte en un faro de luz que puede ver un poco más allá que los demás y ahora ayuda a dos mundos a verse y entenderse mejor.

Nadie quiere perderse la oportunidad de crecer laboralmente.

No suena como una mala idea poder comunicarse más claramente con otros y ayudar a mediar pensamientos diferentes ¿o sí? No te niegues la oportunidad de aprender inglés, prueba nuestras clases privadas o grupales. Hazlo en un lugar con maestros certificados y que te permita florecer y llegar más lejos.

Si te gustaría mejorar o practicar tu inglés para tener alcance a más y mejores oportunidades laborales, contáctanos por WhatsApp al +52 1 55 4094 4116 o envía un correo a contacto@www.startspeakingtoday.com

Encuentra este texto en inglés en la página 2.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?
Share via
Copy link
Powered by Social Snap